Torsión gástrica en perros

Perro con torsión gástrica

El estómago se dilata por la acumulación de gases en su interior, para girar a continuación, entorno del eje longitudinal. Esto provoca la oclusión de las válvulas en ambos extremos del estómago y de los vasos sanguíneos.

La torsión gástrica es una grave patología de una aparición repentina y un desenlace fatal si no se reconoce y se trata a las pocas horas. Por desgracia, sus causas aún se desconocen.
El término científico para la torsión es vólvulo gástrico, esta enfermedad también se conoce con el nombre de GDV ( del término inglés ‘Gastric Dilatation-Volvolus’ ).

Se caracteriza por la dilatación rápida y anormal del estómago debido a una acumulación de gas, que sigue a veces el órgano (vólvulo). Esta torsión cierra los caminos de entrada y de salida del estómago, causando la oclusión simultánea de los vasos sanguíneos y la disminución del suministro de sangre a este órgano.

Esto conduce a un aumento de la presión gástrica y la compresión de los órganos circundantes, en la fase final de la disminución del suministro de sangre en el animal provoca un estado de shock.

La torsión gástrica o dilatación debe ser considerada una emergencia médica, debido a que un perro con esta condición pueden morir pocas horas después de su inicio.
La torsión gástrica o dilatación puede ocurrirle a los perros en cualquier momento de sus vidas, pero algunas razasson más probables de sufrir esta patología: Pastor AlemánBouvier de FlandesGran DanésBoxerSan BernardoDoberman Pinscher, BloodhoundBraco AlemánSetter irlandésGordon SetterBorzoiLabrador irlandésPerro tejónLabrador Retriever, BassetHound, etc…

La torsión gástrica es una condición de extrema urgencia y la identificación y el tratamiento precoz son esenciales para la supervivencia del animal. Si usted experimenta alguno de los síntomas mencionados anteriormente, consulte a su veterinario inmediatamente: en las primeras etapas de la expansión, el perro puede mostrar signos de malestar muy evidentes, podría empezar a deambular todo el tiempo, a gemir, a buscar en vano una posición cómoda,etc. Es posible que se muestre inquieto, tratando de lamerse el vientre o de vomitar sin éxito.

Otros signos pueden incluir: encías pálidas, ansiedad, debilidad, hinchazón del abdomen (especialmente en el lado izquierdo), shock; los signos de shock incluyen aumento de la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria.

Cómo prevenir la torsión gástrica

La siguiente guía le ayudará a evitar cualquier torsión gástrica, estas son sugerencias basadas en los factores de riesgo supuestos, pero no hay garantía de éxito:

  • Divida la comida del perro en pequeñas cantidades a administrar con una frecuencia de dos a tres veces al día.
  • Evite la actividad física una hora antes y dos horas después de cada comida.
  • Evite que su perro beba grandes cantidades de agua inmediatamente antes o después de comer o hacer actividad física.
  • Si tiene dos o más perros, no los deje comer en el mismo lugar, con el fin de evitar que se roben la comida el uno al otro.
  • Si es posible, alimente al cuadrúpedo en un momento en que se puede observar su comportamiento después de la comida.
  • Evite cambios abrupto en su dieta.
  • Si nos observamos signos de dilatación, comuníquese inmediatamente con el veterinario 

Otra recomendación es elegir alimentos de alta calidad , de fácil digestión y con un contenido normal de fibra. Una cuidadosa alimentación es la mejor manera para nosotros de reducir los riesgos, a la espera de conocer la causa exacta de este síndrome. Estas medidas, aunque no siempre son eficaces, pueden reducir el número de casos severos y letales .