Saltar al contenido

Leptospirosis canina

La leptospirosis canina. es una enfermedad infecciosa, transmitida principalmente por ratas u otros perros. Los microbios se alojan en la orina. La propagación es rápida y muchas veces mortal.

Los seres humanos tambien pueden contraer esta enfermedad, la denominada enfermedad de Weil o ictericia infecciosa.

Síntomas

Un diagnóstico acertado los primeros días es muy dificil, debido a el gran parecido sintomático con el moquillo, la hepatitis y la nefritis.

Existen dos tipos de microbios que provocan la leptospirosis:

-canícola

-icterohemorrágico

Los dos provocan los mismos síntomas pero el segundo es más grave.

Los síntomas comunes a las dos bacterias son:

  • falta de actividad
  • indiferencia
  • pérdida de peso
  • rigidez de las patas traseras
  • heces sueltas
  • temperatura entre 39 y 41 ºC
  • congestión de las arteriolas del blanco de los ojos

En los últimos estadios de la enfermedad, la temperatura corporal vuelve a a la normalidad y una ligera presión sobre los riñones provoca dolor.

En las leptospirosis canícola, la orina puede tener sangre o ser de un color anaranjado o chocolate.

Si la leptospirosis lo provoca la bacteria icterohemorrágica su principal síntoma es la ictericia. Los ojos, el interior de la boca y finalmente la piel adquieren un color amarillo.

Tratamiento y prevención

Si aparece la ictericia, lo mas probable es que los riñones y el hígado ya esten lesionados, lo que impedirá que el perro se recupere.

En animales jóvenes y de cierta edad, un tratamiento bastante efectivo son los antibióticos, siempre que la enfermedad se encuentre en sus primeros estadios.

La mejor forma de prevención es tener los espacios libres de ratas. Debes saber que entre el 30 i 50% de las ratas son portadoras.